Abdominoplastía

La cirugía de abdomen o abdominoplastia es una intervención quirúrgica cuyo principal objetivo es remover los excesos de piel y grasa en el abdomen de personas que sufren de flacidez en esa área, debido a diversos factores, tales como el embarazo, o en el caso de personas que padecen de obesidad mórbida o que hayan perdido una enorme cantidad de peso y tengan sobras de piel en el área del abdomen debido al estiramiento excesivo de la piel.

Asimismo, otra de las ventajas de la abdominoplastia es que también sirve para reforzar los músculos de las paredes abdominales mejorando visiblemente la apariencia de la zona, otorgando a quien se somete a ella a una renovada apariencia estilizada y tonificada.

La abdominoplastia sirve para corregir la forma de tu vientre con exceso de grasa. En general, esta operación actúa a partir de tres ejes: la eliminación del exceso de grasa, el fortalecimiento de la pared muscular abdominal y la tensión de la piel. Este tipo de cirugía se recomienda a personas que sufran de flacidez abdominal, que hayan intentado con dieta y ejercicio sin tener óptimos resultados.

La cirugía de abdomen da buenos resultados en pacientes cuyo abdomen está flácido debido a la debilidad de los músculos de la pared abdominal provocando excesos de piel y grasa.

Esta cirugía, como todas, debe realizarse en un quirófano bajo las medidas necesarias para un procedimiento de esta naturaleza, así como seguir con los cuidados postoperatorios pertinentes y que el doctor puede indicar.

La cirugía de abdomen consiste en dos incisiones que van una a lo largo de la parte baja del abdomen de lado a lado de la cadera y la otra incisión se realiza alrededor del ombligo. Esto para que la piel del abdomen se pueda retirar hacia las costillas y así exponer los músculos abdominales para realizar el tensado para reducir la talla así como la liposucción (eliminación de todo el tejido adiposo de sobra en el área).

Los resultados pueden llegar a ser permanentes si además de la operación el paciente se somete una dieta basada en una alimentación  saludable y que a la vez se combine con ejercicio o actividad física regular.

La abdominoplastia no solo está indicada por razones estéticas, sino también funcionales. Por ejemplo, es muy común que exista un desprendimiento de la piel debido a los embarazos múltiples, a los cambios significativos en el peso o debido al envejecimiento natural.

En promedio la operación dura dos horas y se usa una anestesia general. Las cicatrices que suelen quedar en esta cirugía es una cicatriz horizontal y alrededor del ombligo.

En algunos casos la cicatriz es vertical, pues esto depende de la técnica a utilizar. Esta cicatriz es muy pequeña y se oculta debajo de tu ropa interior.

Es muy importante seguir las instrucciones que recomienda el cirujano plástico para una recuperación rápida y exitosa. Asimismo, es conveniente mencionar que posterior a la operación, usted podría experimentar una ligera disminución de la sensibilidad u hormigueos en la zona abdominal inferior, por lo que le recomendamos no alarmarse, pues en algunas semanas usted podrá recuperar su sensibilidad de manera natural.

De igual modo, también podría experimentar dolor y molestias al sentarse, pues con esta postura, los músculos del abdomen se contraen. Sin embargo, el dolor y las molestias se reducirán con el paso de los días.

Los primeros días posteriores a la cirugía de abdomen, el área estará notablemente inflamada, además de causar dolor y molestias, se reducirán con la medicación indicada.

Los puntos externos de la incisión serán retirados aproximadamente una semana después de la cirugía, los puntos internos se retirarán a las dos o tres semanas. Posterior a esto, el vendaje se cambiará por una faja que tense las paredes abdominales.

Una de las medidas más importantes en los cuidados posteriores a la cirugía de abdomen es evitar permanecer acostado por mucho tiempo. Se recomienda caminar con frecuencia, respirar con inhalaciones profundas que estimulen al tórax a estar en correcto funcionamiento para evitar infecciones pulmonares debido a las acumulaciones de secreciones. Si todo va bien, podrán retomarse las actividades diarias paulatinamente a las dos semanas posteriores a la intervención.

En este proceso, las terapias postoperatorias pueden ser realizadas por fisioterapeutas. Estas incluirán drenaje, desinflamatorios y ejercicios para la adaptación de la piel.

Durante los primeros tres o cuatro meses después de la operación la cicatriz será visible, sin embargo, con el paso de los meses (aproximadamente seis) su aspecto enrojecido e inflamado irá disminuyendo haciéndose casi imperceptible para algunos. Esto último depende mucho de la destreza y la limpieza en el trabajo del cirujano que realizó la intervención.

Después de haber analizado y evaluado todas las implicaciones de una cirugía de abdomen, es entonces cuando se recomienda buscar un buen especialista en cirugía plástica con amplia experiencia, que a su vez trabaje con anestesiólogos y personal competente y calificado para dicha intervención. Nada debe ser poco para cuidar de tu salud y tu vida. Te recomendamos que si ya decidiste realizar esta operación contactes a tu cirujano plástico calificado el cual realizará este procedimiento reparador de tu abdomen.

Esta operación es muy común y segura. Sin embargo, de nuevo, te recordamos que debes tomar varias precauciones. Es importante que el doctor que te atienda lleve un seguimiento posoperatorio para monitorear tu recuperación.

Así que ten la confianza que con nosotros recibirás el mejor servicio del mercado ya que esta cirugía estética es un procedimiento indoloro. En caso de que tengas molestias tu doctor te va a recetar analgésicos adecuados para tu rápida recuperación.

Sobre los costos de esta cirugía, la verdad es que las tasas y tarifas varían dependiendo de diferentes factores como el precio de la anestesia, la tasa que maneje la clínica de estancia, así como otros gastos secundarios que pueden surgir en el proceso de preparación.

Ten en cuenta esto porque muchas veces por querer ahorrarnos unos pesos terminamos poniendo en riesgo nuestra salud y esto suele tener consecuencias peligrosas, incluso, mortales. Así que pregunta por tu tarifa ya que se te debe realizar una estimación individual y personalizada.

Abdominoplastia - Felipe Castro Esguerra