La blefaroplastia, permite devolver la autoestima por medio del rejuvenecimiento de los párpados.

La blefaroplastia es la cirugía que se encarga de devolver la apariencia juvenil a los párpados,  corrigiendo las bolsas de los ojos, así como los pliegues de piel caídos, que se empiezan a originar  con el pasar de los años; las razones por las que se realiza dicha cirugia, puede ser solamente por estética y en algunos casos para recuperar el campo visual, que se ha visto afectado cuando los párpados se empiezan a caer.

Blefaroplastia | Felipe Castro Esguerra

Por tal motivo, el objetivo principal de la blefaroplastia, es recuperar el aspecto que los párpados han perdido, procurando que estos conserven  su naturalidad, evitando cicatrices notorias y preservando la salud ocular; permitiendo así que las personas que se someten a este procedimiento, recuperen su autoestima y comodidad, puesto que no solo su apariencia mejorará, sino también su visión.

Los parpados caídos son originados por el envejecimiento natural, que provoca diferentes cambios, debido  a la perdida de grosor de la piel asi como la elasticidad. Esto provoca siempre incomodidad en el área ocular, puesto que el sobrante de piel cubre el campo visual y genera fatiga por el peso del mismo.

En el caso de los párpados inferiores, esto es originado por los cambios a nivel palpebral, que surgen por la edad; por otro lado, la grasa orbitaria protruye al debiliutarse las estructuras de soporte y sosten, haciéndose notoria en la piel y provocando que se dé lugar a las mejor conocidas como “bolsas en los ojos”; además, el descolgamiento y estiramiento de la piel, dan lugar a que se formen arrugas, pliegues y la caída del párpado posterior; de la mismo forma, las malas posiciones palpebrales, pueden provocar que se altere el drenaje de la lágrima.

Por consiguiente, la blefaroplastia consiste en eliminar el exceso de la piel y de ser necesario, la parte del músculo orbicular que esté adyacente. En algunos casos, dependiendo de la anomalía presentada, como anteriormente se explicaba, es necesario eliminar la grasa interna; para los párpados inferiores, se realiza una incisión, cercana al borde de las pestañas, se retira el exceso de piel, de músculos y de grasa si esto llega a ser necesario.

Es importante decir que las bolsas de grasa de los párpados pueden ser tratadas mediante la reducción, así como la recolocación de estas, dependiendo del caso particular de la persona; los paquetes de grasa son retirados en las personas que presentan bolsas muy grandes, esta técnica puede ser realizada de manera externa, con incisiones realizadas en la piel, o bien, internamente a través de la conjuntiva.

El tiempo del procedimiento, depende del caso individual, pero este puede ser en un periodo aproximado de 1 a 2 horas, y el tipo de anestesia que se emplea va acorde al paciente y esta puede ser general o local, o por medio de sedación; por tal motivo, esta intervención es ambulatoria y permite que la persona pueda ir a su casa el mismo día en el que se realizó dicho procedimiento, permitiendo que la recuperación sea satisfactoria y rápida, siempre y cuando la persona siga las recomendaciones del médico y asista a los controles programados.

Por lo cual, el periodo de recuperación, es de aproximadamente 1 a 2 semanas, puesto que, después de la intervención, quedan unos moretones e hinchazón que desaparecen en 7 o 10 días, por lo que, después de este lapso, la persona puede retomar sus actividades normales sin sentir molestias, luciendo una apariencia mucho más joven y natural, lo que le permitirá, no solo hacer sus actividades diarias con mayor libertad, sino que también le posibilitará fortalecer su autoestima y entablar relaciones sociales con suma facilidad.

Asimismo, aparte de ser un procedimiento sencillo, sin mayores complicaciones, que permite que la recuperación sea rápida, se caracteriza por ser una técnica que solo se realiza maximo dos veces en la vida, puesto que el rejuvenecimiento, que se realiza en el área de los párpados y alrededor de los ojos, tarda muchos años en volver a descolgarse y la grasa por lo general no suele aparecer nuevamente, por lo cual, la apariencia joven de la persona durará por muchos años.

Es fundamental mencionar que si usted posee alguna de las siguientes enfermedades, como glaucoma, ojo seco, queratocono, desprendimiento de retina, trastornos de la tiroides (hipotiroidismo e hiperactiva) o enfermedades cardiovasculares (hipertensión articular y trastornos circulatorios), le informe al médico para que este analice si usted es candidato a someterse a este procedimiento y así  evitar futuras complicaciones.

Además, es importante añadir que esta cirugía debe ser realizada por especialistas para evitar dificultades considerables en la salud visual, por esta razón, nosotros contamos con el equipo de médicos profesional y con experiencia, para llevar a cabo esta técnica y disminuir notoriamente los inconvenientes para que estos sean mínimos y la recuperación se base en el éxito.

Para finalizar, si usted presenta párpados caídos y la apariencia de sus ojos no es la mismo de antes, provocando que su rostro tenga una imagen mayor, no dude en contactarnos, puesto que en nuestra clínica, encontrará el equipo especializado para atender su caso en particular y de esta manera ayudarle a recuperar su autoestima, para que usted esté a gusto con su apariencia y pueda crecer integralmente como persona.