botox (1)

BOTOX

La toxina botulínica tipo A es producida por la Bacteria Clostridium Botulinum. El “Bótox®-TOXINA BOTULÍNICA” funciona uniéndose a las terminales nerviosas motoras en los músculos del cuerpo inhibiendo de esta forma la liberación de acetilcolina. Cuando el Botox es inyectado localmente en el músculo, este produce una parálisis reversible del músculo, que en cirugía plástica se usa para el tratamiento en las líneas dinámicas de expresión en la cara y cuello. El Botox®-Toxina Botulínica es uno de los tratamiento más efectivos para manejar las arrugas que se presentan en la frente, alrededor de los ojos conocidas coma “pata de gallina” y alrededor de la boca.

Otro de los beneficios del Botox®-Toxina Botulínica es para el uso en la “hiperhidrosis” (sudoración excesiva) en la palma de las manos así como en las axilas.

Cuando el Botox®-Toxina Botulínica se usa para el tratamiento de las arrugas, el efecto es temporal, eliminando estas arrugas en un promedio de 4 a 6 meses; alrededor de la boca el efecto dura aproximadamente 2 a 3 meses.

El Botox®-Toxina Botulínica es inyectado directamente en el músculo a través de una pequeña aguja en el consultorio.