Lipoescultura - Felipe Castro Esguerra

GIMNASIA PASIVA 

La gimnasia pasiva es la aplicación de corrientes sobre el músculo para estimular de esta forma su contracción, basado en la colocación de placas o electrodos sobre el músculo objetivo logrando que este se contraiga.

La gimnasia pasiva tiene múltiples beneficios y es usada para un sin número de patologías en las que se encuentran: dolores musculares y de origen nervioso, parálisis facial, hipotonías o atrofias musculares, y traumas o lesiones a nivel de la médula espinal

El uso de la Gimnasia pasiva en procedimientos estéticos nos ayuda a:

• Tonificación y reafirmación muscular

• Disminución de grasa

• Combatir la celulitis

Antes de decidir realizar terapia de gimnasia pasiva, es importante saber sus contraindicaciones así como sus riesgos. Este tratamiento no es apto para persona que tienen marcapasos, arritmias cardiacas, y debe ser realizado por personal experto y experimentado.