Lipectomía

¿Qué es la lipectomía o la cirugía estética de abdomen?

Es un procedimiento quirúrgico para aquellas personas que quieran cambiar la forma de su abdomen. El procedimiento actúa sobre la piel, la grasa y los músculos de la pared abdominal.

El propósito de esta intervención es para eliminar las marcas de estiramiento de la piel dañadas, cicatrices o irregularidades relacionadas con el exceso de grasa. Esta técnica ayuda a eliminar el exceso de piel y el exceso de grasa.

Este método también permite una pared abdominal plana, ya que actúa sobre los músculos rectos abdominales. Esta corrección es necesaria cuando el abdomen de las mujeres sufrió uno o más embarazos, pues en algunos casos la liposucción no es suficiente.

Durante la lipectomía se realiza una incisión horizontal a lo largo de la cadera. Otra incisión se hace alrededor del ombligo para la liberación de la piel circundante. La piel del abdomen se levanta de la pared abdominal, hasta el ombligo y se elimina el exceso de grasa.

Los músculos abdominales se estiran y son fijados con suturas. Después se retira el exceso de piel. Finalmente, la piel abdominal restante se estira para volver al abdomen y se cierra la incisión con puntos de sutura. Para una reducción de abdomen completa, se crea una nueva apertura para el ombligo.

A continuación te presentamos una descripción simplificada de la técnica:

  • Incisiones de la piel: toman la forma del ombligo, lo que permite una cicatriz horizontal.

 

  • Liposucción: cuando sea necesario, la liposucción se realiza al comienzo de la intervención, las caderas, la cintura y la parte superior del abdomen.

 

  • Resecciones: cubren la piel y la grasa incluida en el tiempo establecido en el abdomen.

 

  • Tensión muscular: cuando sea necesario, los músculos de la pared se juntan y se suturan juntos para fortalecer los músculos abdominales.

 

  • Suturas: se realizan por una costura invisible, de la cual solo los dos extremos deben ser retirados a los 15 días.

 

  • Drenaje: el final de la cirugía de drenaje está en su lugar para evitar la aparición de un hematoma.

 

  • Dressing: generalmente, después de la cirugía un vendaje de compresión se aplica al abdomen.

Más información sobre la intervención:

Tipo de hospital: por lo general hospitalización dura unos pocos días, en promedio cuatro días.

Tipo de anestesia: general, la mayoría de las veces.

Tiempo de la operación: dependiendo, pero el procedimiento puede durar de una a dos horas.

Habitualmente el procedimiento postoperatorio no es doloroso y requiere analgésicos simples. El hilo de suturas se retira a los quince días. La hinchazón y los hematomas desaparecerán después de un mes.

Es importante recordar que se debe usar una chaqueta abdominal día y noche en las primeras 6 semanas postoperatorias, tiempo durante el cual se debe evitar cualquier actividad deportiva.

El resultado se puede juzgar un año después de la cirugía. Este es el tiempo requerido para la completa desaparición del edema postoperatorio. La cicatriz nunca desaparecerá por completo, pero se desvanece con el tiempo.

Este procedimiento no solo proporciona una mejora estética, sino también una mejora funcional y por lo tanto un bienestar total.

La lipectomía siempre deja una cicatriz pequeña que se puede ocultar, dependiendo del tamaño y la ubicación de esta. En la mayoría de los casos, esta cicatriz se encuentra en el borde superior del vello púbico y se desborda más cerca o más lejos en los pliegues de la ingle.

¿Qué riesgos tiene la lipectomía?

Algunas complicaciones son las siguientes:

  • Riesgos anestésicos: todos estos riesgos serán expuestos durante la consulta de anestesia preoperatoria.

 

  • Riesgos inmediatos asociados con el procedimiento.

 

  • Tromboembolismo: algunas medidas de prevención ayudan a reducir el riesgo, como el uso de medias de compresión para las venas y la prescripción de anticoagulantes en los días siguientes a la intervención.

 

  • Hematomas: este es un sangrado que provoca un aumento repentino en el volumen del abdomen que se corrige en la sala de operaciones para drenar los excedentes de sangre.

 

  • Infecciones: son muy raras durante una lipectomía, pero suelen suceder si la persona tiene diabetes u otro tipo de trastorno secundario.

 

  • Retraso en la cicatrización: a menudo debido a la falta de cuidados suele suceder que tarde varios días la cicatrización total de la herida.

 

  • Linforrea: en el día décimo postoperatorio se puede observar la aparición de flujo de la linfa, que debe ser perforado.

Riesgos secundarios. Estos riesgos suelen suceder algunas semanas después del procedimiento:

  • Necrosis de la piel

 

  • Trastornos de la sensibilidad de la piel

 

  • Imperfecciones

 

  • Estas imperfecciones no son complicaciones. Se trata esencialmente que la cicatriz se vuelva muy visible.

Por tanto, como puedes observar, esta técnica es muy eficaz para eliminar el exceso de tejido graso. ¿Sabías que la extirpación quirúrgica del exceso de grasa corporal se ha practicado por casi 100 años?  En la década de 1970, un cirujano francés desarrolló una nueva técnica de eliminación de grasa usando un tubo de metal hueco y una succión de vacío empujado.

Este método, llamado comúnmente “liposucción” ha sido generalmente aceptado desde entonces, tanto por los cirujanos como los pacientes. Además, las mejoras introducidas recientemente han hecho cirugía más segura y menos dolorosa, produciendo resultados aún mejores.

Para entender las posibilidades de la lipectomía es importante entender cómo la grasa se acumula en tu cuerpo. En la mayoría de los casos es importante recordar que el cuerpo que tenemos es una herencia familiar.  Aunque la forma de nuestro cuerpo, sin duda depende en cierta medida de nuestra ingesta calórica diaria y el gasto de energía que realicemos es necesario recordar que la forma básica se hereda.

Además, todos tenemos un número determinado de células de grasa. Está comprobado que un mayor número de células de grasa se asocia con sobrealimentación temprana. La eliminación o destrucción de estas células evita en gran medida la acumulación de grasa en las zonas tratadas.

Si tienes algunas regiones de tejido adiposo desagradables que no responden a la dieta o el ejercicio, una eliminación de succión puede ser una intervención eficaz.

¿Cuánta grasa se puede quitar?

La lipectomía de succión sólo elimina los depósitos de grasa localizada. No es una cura para la obesidad general. Anteriormente, sólo 2.000 cc (aproximadamente 2 litros de sangre y tejidos adiposos) podrían ser eliminados, pero gracias a las innovaciones técnicas recientes, una cantidad significativamente mayor puede ser retirada.

La eliminación de cantidades excesivas de grasa, sin embargo, no es deseable ya que la pérdida excesiva de sangre puede requerir una transfusión de sangre.

Un factor importante en la determinación del resultado final es el nivel de elasticidad normal de la piel. La piel de las personas más jóvenes es más favorable que la de las personas mayores y los resultados suelen ser más uniformes.

Algunos tips o consejos que te podemos dar es que debes saber que cada persona que quiera someterse a la lipectomía debe ser evaluada individualmente, pues la intervención se basa en varios factores. Es muy importante que las personas que estén considerando este tipo de tratamiento requieran una revisión y consulta individual para determinar qué es lo mejor para su situación particular.

Lipectomia - Felipe Castro Esguerra