Qué opciones tengo para rejuvenecer con cirugía estética

¿Qué opciones tengo para rejuvenecer con cirugía estética?

Tener un rostro hermoso, terso y completamente liso es el deseo de miles de mujeres que quieren verse lo más acercado a lo que llamas “sus mejores épocas”, esas donde su piel estaba en las mejores condiciones luciendo jóvenes y llenas de vida. Por ello es importante que usted conozca las opciones que tiene para conseguir de nuevo un rostro que refleje la forma en la que usted se siente internamente.

Un rejuvenecimiento facial es un procedimiento que puede hacerse mediante cirugía estética y que se realiza con bastante frecuencia, pues cada vez es más necesario en pacientes que sienten que están perdiendo su identidad de alguna manera, pues ven su cara diferente con el paso de los años. Pero hay que entender varias cosas antes de poder hablar como tal del procedimiento para que usted comprenda por qué pasa esto con la piel de su rostro y pueda cambiar algunos hábitos que contribuyen a que la situación empeoré.

Es más que claro que el envejecimiento es un proceso natural por el que pasamos todos los seres humanos, pero también es cierto que algunos se les nota más que a otros y esto ocurre por diversas razones por lo que es importante que usted las conozca para evitar que su piel siga sufriendo las consecuencias, aun después de realizar un tratamiento o cirugía estética, pues dependerá de usted conservar los resultados.

Una de estas razones es la asombrosa genética que pueda tener la persona, por generaciones se han transmitido genes que le permiten a ese paciente gozar de muy buena elasticidad en la piel por lo que su contorno no se ve afectado tan fácilmente, pero también ocurre el caso contrario, tal vez en esta oportunidad no fueron tan afortunados y pueden ver los estragos del paso del tiempo con claridad.

Por otro lado hay un factor que afecta enormemente la apariencia del rostro y de la piel y este es la indiscriminada exposición solar sin los cuidados necesarios y sin el uso de protector solar. Sabemos que muchas mujeres disfrutan de un baño de sol, más en una ciudad como Medellín donde contamos con su presencia las 12 horas del día, pero es necesario que consideren que la exposición constante además de darte un lindo bronceado, causa el envejecimiento prematuro de la piel, debido a que los rayos ultravioleta entran profundamente en la dermis afectando la elasticidad natural  y la producción de colágeno.

Esto hace que las estructuras celulares no puedan regenerarse rápidamente haciendo que la piel comience a perder firmeza y lozanía. Además de la pérdida de elasticidad también aparece otro fenómeno en la piel causado por los rayos del sol y son las manchas marrones o cafés que se comienzan a ver como pecas en el rostro, algo que a muchas mujeres nos les agrada. Incluso estos efectos de envejecimiento son mayores en las pacientes que tienen una tez morena, por la presencia de más melanina en su piel. A  ellas son a quien más se recomienda un rejuvenecimiento facial.

Dejando de lado el factor sol y continuando con otra de las razones que acelera este proceso natural, está la mala alimentación. Muchas veces consumimos comidas que no son saludables para nuestro cuerpo y lo efectos no solo se notan en nuestros órganos internos sino también en el más gran de todos: nuestra piel. La razón es que esta se deshidrata con rapidez y debemos consumir alimentos que nos brinden esa cantidad de líquido necesario para que este importante órgano no sufra las consecuencias.

Alimentos como frutas y verduras son altamente recomendados por la cantidad de líquidos que podemos encontrar en ellos, además que algunas tienen antioxidantes que le ofrecen otros beneficios a la piel. El pescado por ejemplo, es uno de los que más se recomienda consumir en cuestión de proteínas pues tiene diversos componentes de gran ayuda para nuestro cuerpo. Algo que preferiblemente no deberías consumir es una cantidad de azúcar elevada pues esta será la culpable de que tengas bolsas en los ojos, líneas de expresión marcadas y espinillas en tu rostro. Este consumo excesivo hace que se comiencen a ver procesos inflamatorios que derivan en una menor producción de colágeno. Los lácteos y el gluten tampoco son muy recomendables.

Adicional a estos dos problemas tenemos otro que también es un acelerador por excelencia del envejecimiento y es el tabaquismo. Aunque mucho se ha dicho sobre los estragos que el fumar puede hacerle a órganos importantes de nuestro cuerpo como los pulmones advirtiendo de varias consecuencias, poco se menciona lo que ocasiona en nuestra piel, siendo un detonante para que esta pierda su juventud y lozanía, causando arrugas (nadas más por las que se forma en la boca con el gesto de fumar) y las manchas que también aparece por la intoxicación que se produce al hacer esta actividad.

Teniendo esto claro, es momento de conocer las opciones que tiene para rejuvenecer su rostro tanto de manera quirúrgica con cirugía estética como procedimientos no invasivos. Una de ellas es el famoso Botox, realizado en pacientes que presentan una pérdida de la firmeza en la piel por el constante movimiento muscular de su rostro; lo que hace es disminuir la actividad del músculo para que el proceso se retrase un poco más y la piel retome su dureza. El uso de ácido hialurónico también es una opción no invasiva que se utiliza para regenerar la piel, esto ayuda a que produzca colágeno naturalmente si el cuerpo evidencia pocas cantidades del mismo.

Por otro lado y en materia de cirugía estética, existen dos procedimientos distintos, la frontoplastia y la ritidoplastia, ambas indicadas para pacientes con un envejecimiento notorio en su piel, que distan en su procedimiento más no en el resultado pues las dos ofrecen una solución rápida y efectiva para realizar un rejuvenecimiento facial. La frontoplastia  es un procedimiento en el que se realiza una incisión en la línea entre la frente y el cuero cabelludo con el fin de estirar un poco la piel hacia arriba logrando que la persona se vea mucho más joven.

Por otro lado la ritidoplastia, que ofrece los mismos resultados, se realiza es en la parte de las orejas para conseguir que tanto las mejillas como el cuello mejoren su aspecto quitando la flacidez que se pueda encontrar.  Amos procedimientos pueden combinarse con otro tipo de cirugía estética, como la blefaroplastia, el levantamiento de cejas o la mentoplastia.  Cuál será el más indicado para usted, dependerá de la valoración que haga su cirujano y lo que él le recomiende.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.