radio-facial

RADIOFRECUENCIA 

El mecanismo de la radiofrecuencia consiste en uso de ondas electromagnéticas que generan calor en los tejidos, estimulando el flujo sanguíneo hacia ellos aumentando de esta forma el aporte de oxígeno, promoviendo la formación de colágeno y elastina, y el metabolismo celular, dando como resultado el rejuvenecimiento de la piel.

El uso de la radiofrecuencia en procedimientos de estética facial y corporal nos ayuda a la regeneración de la piel, a la formación de nuevo colágeno dando mayor consistencia y tensión a la piel, disminuyendo su flacidez y haciendo un efecto conocido como “lifting” facial. Los principales sitios donde se usa la radiofrecuencia son en las mejillas, el cuello los labios, y según sea el caso en el abdomen y los glúteos para levantarlos.

El tratamiento con radiofrecuencia requiere de varias sesiones dependiendo de cada individuo así como de la meta del tratamiento; sin embargo, los cambios se verán desde la primera sesión.